– El simulacro es adictivo –

 

En la era de la realidad capsularizada, los formatos, de la nuclearización del espacio vital, el bombardeo de información y de estímulos es constante y cada vez más rápido, más breve. Incapaces de procesar toda esta información (que sustituye cualquier hecho, cualquier realidad, y que constituye el objeto de un nuevo consumismo, de un nuevo fetichismo), se nos estimula el deseo en ausencia de todo placer efectivo. Adictos de esta insatisfacción polimórfica, somos autómatas sonámbulos, seres insectívoros víctimas de los impulsos y huecos de sensibilidad. La tecnología se ha convertido en una prótesis, una extensión de nuestro cuerpo, a la vez que una prisión; una caverna platónica moderna. El simulacro es adictivo y más atractivo que la realidad. La expansión y la edición infinitas del yo son el emblema de la nueva libertad: una versión distópica los antiguos anhelos de inmortalidad. Nos cerramos en nuestro capullo de irradiaciones de píxeles, donde morimos en vida incapaces de apagar las luces de la realidad proyectada.

Esta propuesta expone la colisión entre el impulso y la sensibilidad; la falsa libertad y la libertad real. Con el pretexto de presentar al intérprete en un capullo lumínico, se cuestiona la nueva identidad; la singularidad de las nuevas cavernas platónicas; el baile de luces que constituye la nueva ceguera; los cables que constituyen las nuevas cadenas.

 

 

Dirección / interpretación: Àngel Duran

Composición musical: Alfred Tapscott

Diseño de iluminación: Xavi Moreno /Albert Coma

Diseño de hardware: Xavi Moreno

Diseño escenografía: Ángel Duran

Construcción estructura: Mecanitzats Roda de Ter / Jordi Dorado

Diseño vestuario: Jorge Dutor, Txell Janot

Asistente dirección: Laura Alcalá

Asesoramiento coreográfico: Mario García Saez

Asesoramiento dramatúrgico: Roberto Fratini

Acompañamiento a la producción: ELCLIMAMOLA

Gráficos: Joel B. García – Vectorwho

Vídeo: Pep Duran

Ilustración: David Granados

Coproducción: Fira Tàrrega, Festival Sismògraf, Teatre l’Atlàntida de Vic

Con el apoyo de: L’Animal a L’Esquena, CAM – Roca Umbert, Teatre Ateneu de Celrà, TLS Vic